Seleccionar página

Muchas dudas llegan a la cabeza de los padres cuando llega el nuevo o los nuevos integrantes al hogar. ¿Cómo cuido su piel? ¿Qué hacer? ¿Cada cuánto?  ¿Qué productos usar?

Como anteriormente lo hemos comentado,  una historia clínica es indispensable en cada caso, se debe realizar énfasis en si hay antecedentes de dermatitis atópica o si existen alergias en los grupos familiares,  las rutinas que se llevan a cabo en casa,  los productos que se usan en el bebé y si este es alimentado con leche materna o con qué tipo de leche artificial.

Generalidades:

La piel tanto en  bebés pretérmino (nacen antes de tiempo),  niños y adultos  cumple la función de barrera contra las infecciones, regulación de la temperatura,  protección inmune y endocrina.   Otras funciones menos nombradas pero sumamente importantes como las relaciones sociales y emocionales.

En sí las funciones más importantes en el recién nacido, impide la perdida de líquidos corporales esenciales,  evita que tenga contacto con agentes tóxicos y contacto con “bacterias, virus, hongos y parásitos”, protección contra fuerzas mecánicas, protección a temperaturas extremas y radiación ultravioleta.  Es de gran importancia recalcar que cualquier producto usado en la piel del bebé tiene el riesgo de absorción sistémica debido a su relación con la superficie corporal total que al ser tan pequeño está aumentada (tanto en pre término como en bebé  a término) esto se traduce en que cualquier sustancia aplicada en piel, se absorbe  y pasa al torrente sanguíneo. 

El contacto piel a piel es muy importante en el recién nacido, si el clima lo permite se puede lactar piel a piel y ese contacto favorece el vínculo maternal, tranquiliza y mejora el estado anímico de la madre y el bebé, este contacto se puede realizar también con el padre y en niños preterminos se puede hacer con toda la familia llamándose a esta técnica, madre y familia canguro. (Técnica mundialmente conocida como “Madre canguro” posteriormente como “Familia Canguro” gracias al  Dr. Edgar Rey Sanabria, Pediatra Neonatólogo  de origen colombiano).

Recomendaciones Prácticas:

  • Idealmente apenas nazca, se debe hacer contacto piel con piel con su madre  e iniciar la lactancia materna de inmediato, ya sea parto vaginal o parto por cesárea.
  • Los bebés se deben limpiar pero idealmente posponer el baño luego de los 3 días de nacido, se ha observado que aquellos a los que se les pospone el baño tienen mejores lactancias.  Secar bien la piel y todos sus pliegues.
  • El ombligo no se debe asear con productos alcohólicos, ni yodados, aseo con agua jabón suave y secar muy bien,  anotar  el día en el que cae el ombligo ya que ese dato es de gran importancia para los médicos.
  • Limpiar el área del pañal, con agua y algodón, se pueden usar pañitos, pero si se observa irritación, no se deben usar, el cambio del pañal debe hacerse muy frecuente  y jamás dejar un pañal húmedo o sucio ya que esto favorece a las temidas dermatitis del área del pañal, es totalmente normal que la materia fecal sea blanda y de color mostaza.
  • Aplicar siempre luego del cambio del pañal crema emoliente con óxido de zinc, siempre mirar que no queden objetos extraños dentro del pañal, cabellos del cuidador lo cual es muy frecuente y pueden causar lesiones en genitales de bebés si se enredan.
  • El baño debe ser con agua tibia, una cosa obvia pero poco dicha es SIEMPRE tocar la temperatura del agua, no usar jabones fuertes, idealmente usar poco jabón solo en zonas donde está sucio, jamás dejar un bebé, ni a un niño desatendido durante el baño.
  • Niños con antecedentes de hermanos, padres o familiares con dermatitis atópica se les debe indicar una hidratante adecuada para ellos, ya que se ha visto que los niños con factores de riesgo para dermatitis atópica si se les hidrata la piel adecuadamente disminuyen el riesgo de padecer dermatitis atópica en un 30% menos;  también se ha visto que los niños con lactancias maternas exclusivas tienen menos riesgos de alergias.
  • No aplicar sustancias en la piel de bebés pre término, o en recién nacidos, debido que su superficie corporal es muy grande y cualquier sustancia se puede absorber en piel y  llegarlos a intoxicar (ejemplo: el alcohol, la sustancias con ácido acetil salicílico).
  • Las uñas deben ser recortadas con mucha delicadeza para no causar lesiones.
  • No abrigar demasiado a los bebés ya que al ser inmaduros en su sistema neurológico sudan demasiado y se pueden brotar por el exceso de abrigo.
  • En lo posible dejar siempre pies  y manos libres; evitar el uso de collares, pulseras por el riesgo que se enreden o se tuerzan causando asfixia o daño en las extremidades.
  • Recuerde, la lactancia materna es exclusiva por los primeros 6 meses, así que no necesitan nada más sino la leche de su madre.
  • Asear las encías con una gasa limpia humedecida al menos una vez al día; se envuelve en el dedo y se le limpian las encías y se desecha esta gasa.
  • EL aseo genital en las niñas y niños va desde adelante (zona genital)  hacia atrás (zona anal) para evitar que la materia fecal contamine la zona genital.  A los niños no se les debe manipular el pene, es normal que en esta etapa tengan fimosis fisiológica (pene no presenta retracción y es lo normal).
  • Vacunación en la madre, en la familia, personas que estén a diario en contacto con el bebé, todos deben ser vacunados contra la tosferina.

Fuente de información:

Eugenia Castañeda Gómez

Médica  Dermatóloga

Universidad de Antioquia

Medellín, Colombia

E mail: ecgdermatologa@gmail.com

Redes sociales:

Instagram: eugedermatologa  

Facebook: dermatóloga Eugenia Castañeda Gómez