Seleccionar página

La dermatitis atópica es una condición crónica de la piel (dura mucho tiempo) puede iniciar tan temprano como en la etapa lactante 3-4 meses y generalmente se auto resuelve en la adolescencia, aunque un pequeño porcentaje llegan a la adultez con esta condición, generalmente los que  llegan a adultos tienen una dermatitis atópica de más difícil tratamiento.

¿Qué  debemos saber cómo padres?  

  • Si en mi casa o en la casa de mi pareja hay antecedentes personales o familiares de: dermatitis atópica, asma, rinitis o conjuntivitis alérgica,  hay uno o varios factores de riesgo para que el bebe que tienes la padezca.  Por lo tanto, el riesgo es más alto cuando uno o los dos padres presentan las enfermedades anteriormente citadas.
  • En todas las enfermedades decimos que existen riesgos que se sobreponen: genética,  el medio ambiente y los riesgos inherentes de esa persona.  Por lo tanto hay cosas que podemos modificar, evitar y otras que  no podemos controlar. A continuación les sugiero comportamientos que podemos tener en cuenta para tratar de modificar el riesgo.

Aspectos Importantes:

Vía del Parto:

  • Si ya tenemos un antecedente genético ya sea familiar o personal,  debemos estar atentos a cosas sutiles que  protegerán ese bebé de padecer dermatitis atópica; idealmente desde que la condición médica sea posible y no haya contraindicaciones,  el parto debe ser por vía vaginal,  ya que esas bacterias o “microbiota”, son bacterias indispensables para  establecerse en su piel y en otros órganos.  Se ha observado que niños con cesárea son colonizados por otro tipo de bacterias y tienen más riesgo de dermatitis atópica y otras enfermedades.

Lactancia Materna:

  • Aquellos bebés que reciben exclusivamente lactancia materna tienen menor riesgo de  dermatitis atópica, incluso se asocia el uso de leches artificiales a la aparición de alergias,   también a la intolerancia a la proteína de la leche de la vaca. La OMS recomienda leche materna exclusiva por 6 meses, posterior idealmente mínimo por 2 años y luego de los 2 años hasta que  “ mamá y bebé deseen continuar”
  • La leche materna además de nutrir física y emocionalmente al bebé, se sabe que mediante este preciado líquido la madre transfiere bacterias que son sumamente importantes para la microbiota.  Los niños alimentados por leche materna tienen menos desnutrición, menos riesgos de diarreas y de infecciones respiratorias y cuando la lactancia se prolonga por más tiempo estudios han mostrado que  tienen un bienestar emocional superior a los niños que no fueron lactados

Baño:

  • Cuando tenemos un  bebé que tenga  riesgo de dermatitis atópica debemos evitar baños con agua muy caliente y prolongados, el agua caliente y durante largos momentos reseca mucho la piel; así que el baño debe ser breve con agua tibia y jamás dejar el bebé o niño solo en la bañera,  nunca deben estar solos ni un solo segundo. 
  • Evitar jabones astringentes.  Usar jabones muy suaves, idealmente jabones sin detergentes llamados “syndet”  dependiendo del niño y su condición no se le debe aplicar jabón en todo  el cuerpo,   si se baña más de una vez al día,  sólo  usar jabón en uno de esos baños,  pero si hay más de un baño siempre luego del baño se aplicará la humectante.

Humectante:

  • Luego de un baño breve con agua tibia,  usar poco jabón, los niños se les deben secar con toalla suave,  secar con topecitos e inmediatamente, con esa  piel un poco humedecida se le aplica el  humectante (este idealmente debe ser para niños, sin perfumes e hipo-alergénico) se puede aplicar una o varias veces al día, aprovechando el momento, se le pueden hacer masajes haciendo de este instante un momento placentero para mamá, papá y bebé.

Perfumes – Lociones:

  • Se deben evitar las cremas o lociones perfumadas en los niños, estos elementos aumentan el riesgo de sensibilizar la piel del niño y crearle alergias, el bebé debe oler a bebé naturalmente.

Ropa:

  • La mejor ropa para bebé es la de algodón y de  color blanco,  que sea  cómoda y que no sea en exceso abrigada,  la ropa del bebé se debe lavar con jabones suaves, evitar detergentes fuertes.

Pañitos Húmedos:

  • Como anteriormente lo explique,  sugiero se usen para viajes o cuando se salga de la casa, muchos niños con piel sensible empeoran con el uso de pañitos húmedos, para el aseo de su zona del pañal se puede usar agua sola,  o algodón humedecido para asearlos.  Evitar usar talco ya que empeoran o pueden dar problemas en las vías respiratorias de los niños.

Si el niño presenta un  brote se debe acudir al pediatra o al dermatólogo,  es importante evaluarlo, no lo automedique, no prolongue los productos recetados por el especialista, los productos deben ser aplicados por el tiempo indicado.

Fuente de información:

Eugenia Castañeda Gómez

Médica  Dermatóloga

Universidad de Antioquia

Medellín, Colombia

E mail: ecgdermatologa@gmail.com

Redes sociales:

Instagram:  eugedermatologa  

Facebook: dermatóloga Eugenia Castañeda Gómez