Seleccionar página

El estreñimiento se caracteriza por una disminución del número de deposiciones, presencia  de esfuerzo o dificultad excesiva para expulsar las heces.

Según la escala Roma III (Societat Catalana de Digestología, s.f.), se considera que un paciente presenta estreñimiento cuando cumple dos o más de los siguientes síntomas en más del 25% de las deposiciones:

  • Número de deposiciones menor a 3 veces a la semana.
  • Esfuerzo y pujo excesivo al evacuar.
  • Heces duras, consideradas así cuando son en forma de bolas pequeñas y duras.
  • Sensación de haber evacuado de forma incompleta tras una deposición de bloqueo al  querer defecar.
  • Necesidad de ayuda para evacuar (laxantes, supositorios, maniobras).
  • Heces líquidas infrecuentes cuando no hay uso de laxantes.

En edad pediátrica, el estreñimiento es un problema frecuente. Su prevalencia estimada varía entre el 0,3% y el 8% de la población infantil. Es además un motivo de consulta frecuente, puede representar el 3-5% de las visitas al pediatra y hasta un 25% de los niños enviados a la consulta de gastroenterología pediátrica (Sánchez,  Ruiz, et. al., 2019).

Es de anotar que en ausencia del compromiso neurológico, una de las causas indirectas del estreñimiento en niños y niñas corresponde a la excesiva prolongación para ir al baño (orinar y evacuar), probablemente porque tanto niños como niñas al priorizar actividades como uso de internet, juegos o televisión, desencadenan la disfunción vejiga-intestino, es decir, una incoordinación relacionada con el aumento en el tono muscular en la zona pélvica, y con ello, el vaciado incorrecto e incompleto de su vejiga e intestino.

A nivel emocional, se ha encontrado que  eventos estresantes en niños y niñas agudizan el estreñimiento, ejemplo de ello son: el nacimiento de un nuevo bebé, la transición entre el uso del pañal y la ropa interior, separación de los padres la llegada al colegio, cambio de vivienda, e incluso, el hecho de encontrar un baño sucio.

Por otra parte, se puede presentar una manifestación fisiológica asociada al estreñimiento denominada encopresis, también conocida como la evacuación de materia fecal de consistencia anormal o normal, involuntaria o voluntaria y de forma repetida en lugares no apropiados para su propósito; esta manifestación puede ser primaria cuando  el niño supera los cuatro años de edad sin haber tenido control fecal de por lo menos un año. Se clasifica como  secundaria cuando el niño entre cuatro y ocho años de edad, ha presentado periodos de continencia fecal de por lo menos una año; si la salida de heces es involuntaria suele relacionarse con estreñimiento, retención de heces o impactación fecal (Asociación Española de Psiquiatría Infantil, 2008).

La intervención a estos síntomas debe ser  multidiciplinaria: desde la pediatría, gastroenterología, neurología nutrición y fisioterapia; con ello lograremos un diagnóstico concreto, facilitando así su tratamiento. En tal sentido, la rehabilitación de piso pélvico, por un fisioterapeuta especialista en el área cumple un papel importante frente al tratamiento de dichos síntomas, en donde  se realiza una valoración exhaustiva en compañía de los padres del paciente pediátrico, en busca de obtener información importante frente a aspectos defecatorios como estreñimiento, encopresis, pujos para defecar, frecuencia defecatoria, tipo y consistencia de las heces (registrado según la escala Bristol), maniobras retentivas;  en aspectos miccionales se obtiene información sobre la frecuencia, escapes urinarios,  ingesta de líquidos, urgencias.

Es muy importante la valoración física  postural, abdominal y de la musculatura del suelo pélvico, por lo general suele presentarse hipertónia, es decir tono muscular aumentado, factor que impide el correcto vaciado fecal y/o urinario.  Se recomienda el diligenciamiento y seguimiento de un calendario miccional y defecatorio durante todo el tratamiento, así como el trabajo correcto de la musculatura del piso pélvico con electromiografía y biofeedback, en donde el  paciente visualizará la contracción y relajación de estos músculos en una pantalla, aprendiendo de una forma más fácil y dinámica a trabajarlos ya sea enfocándose en relajación o en la contracción de dicha musculatura (dependerá de la exploración física).

Recomendaciones:

  • Consumo apropiado de agua, fibra, frutas y verduras (Según indicaciones por nutricionista). 
  • La postura ideal al momento de la micción, es completamente sentado(a) en el sanitario, panties o pantaloncillos hasta los tobillos, apertura de piernas apoyadas en un banco, evitar que los pies queden colgados ya que generaría el aumento de presiones intra-abdominales y con ello pujos.
  • Evitar aplicar la técnica «Stop pipi», es decir retener el chorro de orina y soltarlo de forma repetitiva durante la micción, ya que podrían generarse alteraciones fisiológicas, incoordinaciones,  infecciones, cistitis.
  • Orinar entre 7 a 8 veces durante el día, si es el caso programar la alarma cada dos horas (durante el día).
  • La posición correcta para la evacuación es la conocida como “cuclillas” ya que cuando flexionamos las rodillas (35º) hacia el abdomen, el músculo puborectal (quien hace parte de la musculatura perineal y tiene una gran participación en la defecación), se relaja obteniendo una alineación con el ano, permitiendo que la defecación sea mas rápida, fácil y completa. Evitar el pujo.
  • Practicar ejercicio físico, evitando que sea hiperpresivo por ejemplo,  abdominales convencionales ya que generan aumento de presiones intra- abdominales perjudicando el suelo pélvico.
  • Realizar masaje abdominal en sentido ascendente (lado derecho), transverso y descendente, círculos en sentido de las manecillas del reloj.
  • Consultar al especialista.

Referencias: https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/digestivas/estrenimiento.html. Asociación Española de Psiquiatría infantil (2008). Protocolos de la sociedad Española de Psiquiatría de la AEP (En revisión). Recuperado el 12 de julio de 2020 de: https://www.aeped.es/documentos/protocolos-sociedad-espanola-psiquiatria-infantil-aep-en-revision

Fuente de información:

Martha Liliana Martínez Rincón

Fisioterapeuta piso pélvico, Uropediatría, Doula.

Facebook: fisioterapia pelviperineal: Martha Liliana Martínez Rincón.

Instagram: Pisopélvico.doula.popayan.

E-mail mlmrfisioterapeuta@hotmail.com 

Colombia