Seleccionar página

En un artículo anterior hablamos sobre generalidades sobre los hongos,   en este texto quisiera recalcar sobre la importancia de un buen diagnóstico y un buen manejo con las enfermedades micóticas de las uñas.

Los hongos son organismos que se encuentran en todos los ambientes,  debido a esto podemos infectarnos fácilmente con el suelo,  la tierra que pisamos descalzos,  pisos de baños, piscinas,  tinas,  lo que generalmente desconocemos es que también se encuentran en nuestras medias, zapatos y utensilios de aseo de las uñas, incluso en las zonas donde guardamos todos estos objetos.

Podemos citar como factores de riesgo para adquirir estas infecciones:

Estado inmune de la persona:

  • No es igual tener una enfermedad de base  como la diabetes, enfermedades autoinmunes,  tratamientos inmunosupresores como en los pacientes trasplantados, el embarazo,  pueden ser condiciones que favorezcan  estas infecciones.

Utensilios de aseo:

  • Deben ser personales,  e incluso si hay una uña afectada, se debe tener otros utensilios para solo cortar, limar y asear, las uñas enfermas, evitando que contaminen a las uñas sanas.

Las prácticas de aseo de las uñas deben ser suaves y gentiles:

  • Cuando  se “rompe” el sello hermético que presenta la uña, la hace más susceptible a infecciones,  con mis pacientes en el consultorio uso el término  “fracking de uña” para explicarles que ese tipo de  procedimientos NO se debe realizar en personas y mucho menos en pacientes diabéticos  ya que por estos agresivos e innecesarios procedimientos los pacientes se pueden infectar creando grandes problemas como ulceras,  heridas,  infecciones, pudiendo llegar innecesariamente a extremos indeseables como hospitalizaciones y amputaciones.

Los pacientes diabéticos deben siempre usar calzado amplio, liviano, sin cordones:

  • Asearlo cada semana y exponerlo al sol, evitar caminar descalzos,  prevenir heridas en los pies a toda costa. Recordar siempre que  “los pacientes diabéticos se complican por los pies”.

Recordar idealmente apenas observen lesiones en las uñas acudir a dermatología y que los oriente en su diagnóstico: 

  • “No todo es hongo” ,  existen otras enfermedades de uñas:  infecciosas (bacterianas, virales, micóticas, parásitarias)  inflamatorias  e incluso tumores malignos de uñas que se diagnostican tardíamente porque los pacientes llevan meses e incluso años intentando curar  “una uña con hongo,  que resultó ser un cáncer”.

Recientemente se ha popularizado el uso de esmaltes permanentes y semipermanentes en las uñas: 

  • Ante estos hábitos debo advertir que las máquinas ( son como unas mini máquinas de bronceo con luz ultravioleta)  que se usan para el secado del esmalte se han asociado a melanoma ungueal ( un tipo muy agresivo de cáncer de uña). Así que si usted es usuario(a) de este tipo de esmaltes y presenta pigmento en alguna uña debe acudir de inmediato a  Dermatología.   Si a pesar de las advertencias desea seguirse haciendo su esmalte permanente, debe aplicarse un muy buen bloqueador solar en las manos antes de meterlas en estas máquinas anteriormente nombradas.

Recomendaciones:

  • Aseo y lavado  frecuente de los  utensilios de aseo de las uñas, guardarlos en sitios limpios y ventilados, llevar su propios utensilios cuando le arreglen las uñas, advertirle a la manicurista que corte y lime sus uñas, que evite el “fracking de uña” evite ser agresiva retirando piel y cuñas de uñas.  No dejar por más de 8 días el esmalte sobre las uñas.
  • Lavado de sus medias, aseo de los zapatos.
  • En esta época de cuarentena lavado frecuente de manos y aplicar luego de esto una buena crema hidratante, aplicar abundante crema en las manos y uñas en las noches.
  • Ante la duda acudir con Dermatología.

Fuente de información:

Eugenia Castañeda Gómez

Médica  Dermatóloga

Universidad de Antioquia

Medellín, Colombia

E mail: ecgdermatologa@gmail.com

Redes sociales:

Instagram:  eugedermatologa  

Facebook: dermatóloga Eugenia Castañeda Gómez