Seleccionar página

Estos horrendos  “animalitos dulces”. Siempre les he dicho así a los piojos.

Les explico a los padres de familia, que los niños así como se prestan los juguetes se “pasan” también  piojos,   estos ectoparásitos son considerados realmente una molestia,  la verdad es que históricamente nos acompañan como especie desde  tiempos bíblicos. Hay varios tipos de piojos :cabeza, cuerpo, genitales.  Hoy hablaremos de los piojos de la cabeza que son los que más frecuentemente afectan a los niños en etapa escolar.

El piojo tiene un ciclo como todo parásito,  las liendres o huevos  (que en el cuero cabelludo se observan pegadas al tallo del pelo) y los adultos  que se arrastran en el cuerpo cabelludo, generalmente se ubican en la zona occipital y detrás de las orejas.

¿Quién y  cómo se contagian? 

  • Todos los niños son suceptibles de tenerlos,  la edad donde más se observan es entre los 3 a 11 años,  pero adultos en contacto estrecho con niños también pueden padecer de estos parásitos.  
  • Erróneamente se asocia el tenerlos con el mal aseo personal lo cual es un error.  Son más frecuentes en sitios donde hay muchos niños como guarderías, colegios. Las mascotas no trasmiten piojos.
  • Es muy fácil adquirir piojos,  simplemente el contacto estrecho en los colegios y guarderías,  los niños  al entrar en sitios donde socializan también tienen mucha proximidad entre ellos,  y es ahí donde se contagian, los piojos no saltan a diferencia de otros parásitos como las pulgas, ellos se arrastran y al estar los niños en proximidad, ese arrastre pasa de cabecita a cabecita.
  • El uso de peines,  gorras, cascos, compartir  productos de aseo de  uso personal  capilar, hacen más fácil su propagación. En peluquerías  si no hay el adecuado aseo de los peines o utensilios. 

Diagnóstico:

  • Visualizar un parasito  adulto ( piojo) o las liendras,  ya hace el diagnostico;  a veces por ser tan pequeños se necesitan lupas,  es importante saber que según el color del pelo este parasito adquiere su color según  su sitio, así que en niños con pelo muy claro  estos suelen ser casi blancos y en niños de pelo oscuro serán  oscuros.

Síntomas:

  • El intenso rascado, o prurito hace que se revise al niño,  además en algunos infantes debido al rascado intenso se hacen heridas las cuales se pueden infectar,  en otros niños es tan severa la reacción que pueden hacer ganglios cervicales debido a la infestación.

¿Cómo se evitan?

  • Enseñarle a los niños a no compartir: arreglos de pelo,  gorras,  cauchos para sujetar el cabello,  utensilios de  peinado como peines y cepillos,  incluso cascos de protección.  Evitar en lo ideal juntar sus cabecitas durante el juego.   Enviar  al colegio o guardería con el pelo recogido.

Tratamiento:

  • Los piojos como tal no son  peligrosos,   lo peligroso son las medidas autorecetadas como aplicarles sustancias venenosas o inflamables  que puedan absorberse por cuero cabelludo,  generando intoxicaciones e incluso quemaduras.
  • Si el niño o la niña tiene pus en la cabeza, se debe acudir para  tratamiento médico,  aquí a hay una sobreinfección bacteriana asociada.
  • En todos los países existen  champús medicados, deben aplicarse según la especificación, se deben usar solo en cuero cabelludo y no se debe sobrepasar los minutos indicados en cada producto.
  • Se debe peinar varias veces al día la cabeza para poder eliminar parásitos adultos sobrevivientes al champú y liendres.  Para facilitar este proceso se pueden usar lociones o cremas de peinar para niños, haciendo más delicado este proceso.
  • Todos los que estén en contacto con el niño y tengan piojos deben ser tratados el mismo día.
  • Es importante asear  la casa: aspirar,  limpiar y  lavar ropa en agua caliente. Al igual  que todos los utensilios para peinarse deben ser lavados y dejar en remojo en agua caliente por 10 minutos,  aquellos objetos que no se puedan lavar se pueden dejar en una bolsa cerrada por dos semanas.
  • Existen antiparasitarios que se dan  por vía oral, pero son de prescripción médica, se  debe calcular por el peso del niño,  depende del peso  y la edad, existen contraindicaciones.
  • Avisar en la guardería o el colegio para que todos los niños sean  tratados al mismo tiempo, si un solo niño no se trata,  luego existirá otro brote de piojos.

Fuente de información:

Eugenia Castañeda Gómez

Médica  Dermatóloga

Universidad de Antioquia

Medellín, Colombia

E mail: ecgdermatologa@gmail.com

Redes sociales:

Instagram:  eugedermatologa  

Facebook: dermatóloga Eugenia Castañeda Gómez