Seleccionar página

La envidia se define como el sentimiento de dolor o desdicha por no poseer lo mismo que tiene el otro, ya sea en bienes, cualidades superiores u otra clase de cosas.

Existen niños que a pesar de tener todas las cualidades para sobresalir y teniendo materialmente de todo siguen siendo envidiosos. Muchas veces expresan la envidia porque otros niños de su clase sacan mejor nota que ellos, otros porque tal vez algún otro niño visitó algún lugar donde deseaba ir, o porque al hermano le regalaron algo mejor de lo que esperaba para el cumpleaños.

Muchas veces la envidia en los niños se da por falta de confianza en sí mismos por lo que esto llega a afectar en la construcción de una buena autoestima. Otra de las razones es por motivo que los padres utilizan comparaciones entre hermanos o con otros niños y muchas veces esto le llega a ocasionar presión en lugar de motivarlo. Provocando que se sienta con la necesidad de ser cómo los demás, desear tener lo que tienen los demás por lo que aparecerá la envidia.

¿Cómo podemos educar a nuestros niños en el manejo de este sentimiento?

  • Fortalecer el autoestima, es de suma importancia que el niño pueda valorar sus cualidades y que comprenda que cada uno somos un ser individual que sobresale por sus propias características.
  • No realizar comparaciones debido a que todas las personas somos totalmente distintos, es necesario que el niño aprenda que cada uno tiene sus propias cualidades, que nadie es mejor que otro. Un ejemplo claro es cuando se realizan comparaciones entre hermanos habitualmente esto ocasiona peleas y puede que se genere un sentimiento de odio con el pasar del tiempo.
  • No se debe complacer con todo lo que desee, ya que cuando no logra conseguir algo no estará preparado para afrontar la frustración de no tenerla.
  • Fomentar la empatía , se debe situar al niño en el lugar del otro preguntándole por ejemplo ¿Cómo se sentiría si su amigo se enojara por haber sacado una nota menor a la que usted saco? Es muy importante que el niño reflexione sobre esas situaciones.
  • Hay que poner el ejemplo, ya que si los padres son envidiosos los niños van a crecer con el sentimiento de envidia como que si fuera normal.
  • Reforzar positivamente el esfuerzo que realiza el niño por conseguir resultados positivos de algo que realmente le cuesta realizar.
  • Enseñarle a alegrarse por los logros de los demás.
  • Tomar los fracasos como oportunidades de aprendizaje.

Fuente de información:

Licda. Norma Astúa González

Psicóloga

Cod.5458