Seleccionar página

Mantener una alimentación apropiada es sinónimo de una dieta o plan de alimentación equilibrado, con el fin de poder obtener los nutrientes necesarios para tener una buena salud y estado físico.

Tener una alimentación deficiente en nutrientes podría ocasionar que algunas enfermedades periodontales puedan avanzar rápidamente y como consecuencia en personas adultos se da una pérdida de sus dientes.

Existen alimentos  cariogénicos, es decir, que favorecen la formación de caries en los dientes de los niños y adolescentes. Estos alimentos son aquellos altos en azúcares como por ejemplo las golosinas, los refrescos carbonatados, carbohidratos refinados (por ejemplo las galletas rellenas, pan blanco, pastas, entre otros) y zumos de frutas altos en azucares. Sustituir estos alimentos por otros más adecuados puede ayudar a combatir las caries y la acumulación de placa.

La elección de los alimentos y el modelo de alimentación de los niños e inclusive en adolescentes son factores fundamentales que definen el desarrollo de las caries dentales. Por ello tener una alimentación sana y equilibrada durante la infancia favorece el correcto desarrollo de los dientes de leche y, posteriormente a los permanentes. En el periodo de la infancia es muy importante consumir lácteos, así como alimentos ricos en grasas mono-poliinsaturadas como las nueces o las almendras y alimentos precursores de vitamina D como los cereales, las frutas y verduras.

¿Qué alimentos ayudan a prevenir la aparición de las caries?

1. Legumbres, como las lentejas, garbanzos y los frijoles:

  • Por su alto contenido en minerales como él fósforo ayuda a la formación de los dientes.

2. Cereales integrales:

  • Lo ideal es incluir estos carbohidratos integrales (pan integral o galletas integrales sin azúcar) en la alimentación del niño para disminuir el consumo de carbohidratos simples o refinados.

3. Productos lácteos como el queso, yogurt y leche:

  • Contienen minerales como el calcio y el fósforo. Estos minerales ayudan especialmente en el momento de formación de los dientes, por ello es de suma importancia que la dieta del niño contenga la cantidad suficiente de calcio.

4. Frutas y verduras ricas en fibra:

  • Estos alimentos con alto contenido de fibra aumentan la salivación, cuya función es arrastrar los restos de comida y su acción química neutraliza los ácidos que atacan los dientes. Las frutas y verduras cómo la pera, la zanahoria, la manzana y el apio, además de ayudar a estimular el flujo de saliva, también ayudan a remover la placa de los dientes y a refrescar el aliento.
  • Algunas frutas especificas como el kiwi que tiene un alto contenido de vitamina C, esta vitamina ayuda a la producción de colágeno, principal componente de las encías y fundamental para mantener una buena salud bucodental.

5. Alimentos ricos en vitamina A:

La vitamina A se puede encontrar en alimentos como el pescado, lácteos, huevos, vegetales como el brócoli, zanahoria, espinacas. Esta vitamina está presente durante la formación de los dientes, además es muy importante para desarrollar el esmalte de los dientes.