Seleccionar página

Conforme los niños van creciendo, sus ojos pasan por varias etapas de desarrollo, por esta razón es importante apoyar el desarrollo ocular en cada etapa de crecimiento para promover y mantener una visión excelente.

Una de las formas de cómo apoyar la visión del niño es ofreciéndole alimentos que mejoren su salud visual y manteniendo una alimentación saludable y balanceada incluyendo todos los grupos de alimentos como las proteínas, frutas y verduras, carbohidratos y grasas saludables, con el fin de aprovechar todas las vitaminas y minerales.

Uno de los alimentos más conocidos por sus beneficios para la vista es la zanahoria, sin embargo, no es el único alimento que trae consigo tantos beneficios.

A continuación las vitaminas y minerales que ayudan a fortalecer la vista de los niños:

Vitamina A y betacarotenos:

  • Los betacarotenos son los pigmentos responsables de los colores amarillos, anaranjados o rojos presentes en muchos alimentos, sin embargo, también podemos encontrar el betacoroteno en alimentos de color verde oscuro. Son una fuente fundamental de vitamina A, la cual es necesaria tanto para la función saludable de la retina como para mantener la salud de las capas superficiales del ojo, igualmente reduce el riesgo de pérdida de visión en la vejez. La deficiencia de vitamina A es la principal causa de ceguera prevenible en niños pequeños. Esta vitamina se puede encontrar en frutas cómo las uvas rojas, la naranja, el melón, los melocotones, la papaya, el mango, el tomate, el kiwi, y en vegetales como el calabacín, maíz, espinacas, brócoli, pimientos y zanahoria.  Además, se puede encontrar en los lácteos y en una variedad de productos animales como el hígado, pescado graso y huevos.

Vitamina C:

  • La vitamina C ayuda a la síntesis de colágeno (es un componente importante para las estructuras del ojo como la cornea, la esclerótica, entre otras), además, es un excelente antioxidante. Algunas fuentes de vitamina C son las frutas como el kiwi, el limón, la papaya, las fresas y las naranjas, verduras como la espinaca, el brócoli, los pimientos rojos, el perejil y la albahaca.

Vitamina E y ácido graso omega 3:

  • Estos ácidos grasos ayudan a mantener la claridad de la lente y a combatir el daño oxidativo en la retina, asimismo, tienen un potente efecto antioxidante. Esta vitamina se puede encontrar en alimentos como las semillas (linaza y chia), frutos secos (nueces y almendras), el aguacate, pescados (salmón y trucha) y los aceites como el de oliva.

Zinc:

  • Este mineral es el responsable de la visión de alta resolución, por esta razón es de suma importancia incluirlo en la dieta. Se puede encontrar en alimentos como: las almendras, la avena, productos de origen animal como el pollo, carne roja y el hígado.

Además de consumir estos alimentos que ayudan a mantener una salud visual, es fundamental acudir a un profesional para poder realizar las revisiones oculares regulares, ya que es la mejor forma de prevenir cualquier tipo de patología o complicación en la vista.