octubre 17, 2018

Proteja la salud cardiovascular de sus hijos

salud_cardiovascular¿Sabe que sus hijos son vulnerables a las enfermedades del corazón? Reduzca los riesgos de que las padezcan motivándolos a que se ejerciten, asegurándose que coman saludablemente y alejándolos del humo del tabaco.

Este año, en la celebración del Día Mundial del Corazón (29 de setiembre), se quiere hacer un llamado a los padres para que entiendan que los niños también son vulnerables a las Enfermedades Cardiovasculares y que el riesgo de padecerlas aumenta, durante la infancia, debido a una dieta poco saludable, a la falta de ejercicio, a la exposición al humo del tabaco, e incluso por el estrés al que están sometidos los pequeños en nuestra sociedad.

La doctora Fanny Rojas, cardióloga del Hospital Clínica Bíblica, advirtió que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en el mundo, tanto en la población masculina como femenina, y nos solo es un problema de las personas en edad avanzada, sino que cada vez son más frecuentes los jóvenes víctimas de infartos, derrames y otras enfermedades cardiovasculares.

De hecho, las enfermedades cardiovasculares son responsables de 17,3 millones de muertes cada año en el mundo, y esta cifra va en aumento. Para el año 2030, se estima que, 23 millones de personas morirán por esta causa.
Para la doctora Rojas es responsabilidad de los padres reducir los factores de riesgo a los que están expuestos los niños en nuestra sociedad moderna, entre ellos: las dietas poco saludables altas en calorías, en grasas, azúcar y harinas refinadas; actividades sedentarias, como los juegos electrónicos; una casa donde se fume, y el estrés.

“Si queremos contribuir a que nuestros hijos no padezcan enfermedades del corazón debemos estar atentos a lo que ellos comen, que sus comidas incluyan muchos vegetales, frutas, granos, cereales integrales, jugos naturales, carnes blancas; evitar las gaseosas, el azúcar refinada, las frituras y los postres cargados de azúcar y harinas refinadas porque con el paso del tiempo causan inflamación y obstrucción de las arterias”, explicó.

Además, la especialista señaló que los juegos en computadora, los videojuegos y el celular propician el sedentarismo, no la actividad física. “Los niños tienen que salir a jugar al parque, montar bicicleta, nadar. Y otro aspecto muy importante es que los pequeños vayan a la naturaleza, disfruten los sonidos de una catarata, escuchen a los pájaros, a los insectos, y el viento soplando entre las hojas de los árboles, y respiren aire puro, porque todo eso los relaja, los hace sentir bien, les devuelve la paz. De esta manera bajan sus niveles de cortisol y adrenalina, sustancias que generan al estar estresados, y que terminan por enfermarlos”.
Y finalmente, cero fumado, pues es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

Dra. Fanny Rojas Robles
Especialista en Cardiología
Hospital Clínica Bíblica
Tel: 2522.1000

Comentar este artículo:

*